miércoles, 17 de febrero de 2010

Buscaba el primer día del resto de su vida...

Hoy es un buen día para bautizar este nuevo blog, sin padrinos ni un buen jamón, pero bautizo al fin y al cabo.

Al antiguo, gayo.blogspot.es , lo he despedido con unas bonitas palabras de amor, con un hasta siempre y un perdón por mantenerle a veces dejado y malpeinado, pero con una promesa de que seguiré visitándole de vez en cuando para contarnos qué tal nos va.

Espero ser un buen padre y enseñar a mi pequeño blog que son las pequeñas cosas las que merecen la pena, esas que suceden sin darnos cuenta mientras nosotros vivimos. Este blog trata sobre pequeñas grandes cosas, por eso hoy era un buen día para empezar a darnos cuenta...

No hay comentarios:

Publicar un comentario